¡Bienvenido a mi mundo!

Te estaba esperando. Mi taller de inventos no es lo mismo sin vos, y ahora que llegaste podemos charlar, leer, dibujar, jugar y un montón de cosas más que no me acuerdo porque en este momento estoy muy concentrado inventando un caparazón de caracol con forma de edificio de departamentos para que se lo alquilen a grillos, lombrices y bichos bolita.

Si te quedás un rato por acá te voy a contar mi historia, mis comienzos y las increíbles aventuras que he vivido. Te quiero presentar a mis amigos y hacerte unos regalos por venir a visitarme. También me gustaría conocerte, que me escribas, me mandes tus dibujos y todo lo que se te ocurra.

Me encanta tener un amigo como vos. Desde hoy mi taller es mucho más divertido.
¡Gracias por venir!